Su obra maestra y agradecimiento.

“La Vida es una obra de teatro que no permite ensayos.

Por eso, ríe, canta, baila, duerme, sueña, llora, Vive…

antes de que se baje el telón, y la obra termine sin aplausos”

La reunión que tuvimos mis padres, mi marido, mi tía y fiel compañera, el Dr. Cachaldora y yo con el oncólogo fue mi maldito regalo de cumpleaños.

Era 18 de febrero y sus duras aunque a la vez delicadas palabras fueron:

“Eva entra en una fase terminal”

Se me vino el mundo encima (y eso que se supone que yo sabía algo), pero ver la mirada fija de mi madre clavada en el oncólogo, la inexpresividad de mi padre y mi tía,  la lágrima disimuladamente borrada de mi amigo Santi (el DR. Cachaldora) y el apretón de mi marido en mi pierna… pareció que me rajaban de arriba abajo.

Los resultados del pec-tac, no podían ser peores…

El maldito cáncer seguía avanzando y aparecieron nuevas manchas en la médula.

Fue entonces cuando empezó, la verdadera “representación del teatro”…

Todos teníamos un papel.

Ella el papel protagonista. Cual Princesa de cuento hasta el final, con su sonrisa, sus bromas, su templanza, su gratitud infinita, su delicadeza, saber estar… todo un ejemplo y digno papel.

Nosotros, los que ella eligió para su obra… los actores principales.

(Papá, mamá, su tía Lauri, Pitu, su ratona, sus cuñados, su pareja, Miriam, Maria Mar, Sonso, Soto, Santi y yo)

Al resto de familia y amigos… los actores de reparto.

Y a toda esa gente que sin conocerla la daba ánimo… los actores secundarios.

Su fiel director: El Dr. García Sáez.

Desde aquí graciasssss infinitas por hacer de su obra, un record de visitas, mensajes, apoyos y cariño.

Gracias a todo el personal del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, a Patrimonio Nacional y a Zarzuela, a SS.MM los Reyes de España D. Felipe VI y Dña. Leticia, por ese mensaje de cariño a mis padres, a la Reina Doña Sofía, a Doña Rosario y a toda la gente que sin yo conocer personalmente se acercó a darla su último adiós.

Por mi parte, me queda la Alegría y la Sonrisa que ella siempre nos regaló.

Hasta siempre hermanita.

Te amaré hasta el infinito y más allá, ida y vuelta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s