NAMASTE

Hola lectore@s!

Como va todo? Yo intentando volver a la normalidad y con nuevos retos. Hoy os voy a hablar de mi nueva experiencia… me he apuntado a Yoga!!!

Como ya sabéis, los últimos meses y con las cosillas que he tenido, me notaba un poco  “bajita” de moral. Me dí unas semanitas para ver si volvía a ser yo (por decirlo de alguna manera), pero me dí cuenta que lo ocurrido, me acompañaría de por Vida.

Así es que no me lo pensé mucho y decidí apuntarme a yoga. Bueno exactamente a “Kundalini Yoga” (considerada como la madre de todos los estilos de yoga).

Teníais que haberme visto en la primera clase… jajaja

Cuando fui a informarme (las clases son particulares y se dan en un adosado) pregunté a la chica que me atendió si podía ir en chandal. La chica muy seria me dijo…

Hombre, todas vienen de blanco… pero para probar, ven como quieras.

Y allí que me presenté el primer día, con mis mallas negras, mi camiseta fucsia y mis calcetines de Minnie!! Vaya tela…

He de decir que tanto la profesora como las compañeras (que iban todas de blanco Ariel, jeje) son encantadoras y majísimas, y que desde el primer momento me hicieron sentir muy bien.

Como llegué la primera, ayudé a la profesora “Manshant Kaur” a preparar las mantitas y los cojines, mientras encendía las velitas y el incienso.

Luego, cuando ya estábamos todas e hicimos todas las presentaciones…comenzamos.

Por un momento no sabía donde estaba, porque utilizaban unas “palabrejas” que no había oído en mi vida, por no decir que se empieza la clase con un canto que me dejó atónita. Se suponía que me apuntaba para relajarme, y la clase no hacía más que excitarme interiormente y me obligaba a aguantarme la risa.

La primera clase realizamos casi todos los ejercicios ((ASANAS es como se llama a las posturas de yoga) con los brazos. Se realizan con los ojos cerrados y la verdad que se me hicieron un poco largos… como oía a la profe que decía vamos, vamos, que queda poquito… yo no hacía más que abrir un ojito para mirar a mis compis y las veía a ellas todas concentradísimas…  y yo con los brazos por el suelo porque no podía aguantar más!

Cuando terminamos la clase me dice muy dulce la profesora: ¿Qué tal Gemi, como te has sentido? y no se me ocurre otra cosa que decirla… pues para cenar iba a hacer croquetas, pero visto que no siento los brazos… haré sandwich! y todas se pusieron a reír.

En fin, que solamente quería contaros mi nueva aventura. Para cuando leáis el post ya llevaré unas cuantas clases (ahora llevo 3) y supongo que con la práctica llegaré a hacer la postura del perro…

Por el momento deciros que estoy muy contenta de haber dado el paso. En otro post y según vaya aprendiendo, os iré contando cositas un poco más prácticas. Ahora lo que me interesaba, es intentar saber relajarme y sobre todo respirar, porque aunque parezca una tontería, me estaba volviendo un poco hipocondriaca y espero que esto me ayude.

Y ya tá!, espero que os haya gustado y os haya entretenido un ratito.

Besos a montones y recordar que espero vuestra visita el 19 de octubre. No me falles!!

Gemi.

“Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa,

porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas”.

Berenjenas rellenas de carne picada

Bueno, bueno, pues ya martes!

Hoy para que vayáis olvidando el gazpacho, la ensaladilla campera y las comidas veraniegas, os voy a enseñar lo que hice el domingo para comer.

Como ya sabéis en este blog, os pongo las recetillas que yo hago, por supuesto a mi manera. En internet tenéis verdaderos maestros de la cocina, pero como ya os he confesado en alguna ocasión, no es precisamente lo que más me gusta, jejeje.

Y dicho esto os cuento los ingredientes que utilicé:

  • 3 berenjenas
  • medio kilo de carne picada
  • media cebolla, medio pimiento rojo y medio verde
  • un brik de tomate
  • queso rayado (El caserío), que me fío!
  • aceite y sal.

PREPARACIÓN.

Lo primero que hago, es quitarle el gorrito a la berenjena y partirlas en dos a lo largo.

A continuación las cuezo durante unos 15 minutos en agua. Luego las saco, las dejo aparte para que enfríen un poco y mientras preparo el relleno.

En una sartén pongo un chorrito de aceite, la cebolla y los pimientos troceados (pequeños) y espero a que pochen. En otra sartén hago la carne picada (sin aceite) y un poquito de sal. Cuando el sofrito está hecho, lo añado a la carne y lo remuevo.

A continuación hecho el tomate y lo dejo a fuego medio 5 minutitos removiendo de vez en cuando.

Mientras tanto vacío las berenjenas y las pongo como si fueran unas barquitas en una fuente para horno (como véis la mía es muy viejita, pero me gusta mucho) y a continuación las relleno.

Por último, espolvoreo bien de queso rayado y las meto al horno durante 20/25 minutos a 180 grados en la bandeja del medio.

Parece muy laborioso, pero os aseguro que no se tarda nada y a nosotros nos encanta!

Espero que os gusten!! y para ir entrenándome… Buon Appetito!! (ya os contaré, jeje)

“Mátame si no te sirvo, pero primero pruébame”

Les espero… Muaks.

Bienvenido Otoño…

Hola amigo@s!

Lo sé, hoy hace justo un mes que no publicaba nada y sentía teneros un poquito abandonado@s…

Se acabaron las vacaciones, el olor a mar, la playa, los cafés con hielo, los helados… Pero comienza nueva estación y prontito nuevo mes! A mí el Otoño, me gusta! Sí, me gusta!. El bullicio matutino del desayuno en casa, sentir como me desperezo para comenzar el día con un pelín de frío, oír a mi Princesa bajar las escaleras despacito para desayunar, sentir el abrazo de mi Love y de mi Princesa al despertarme… me encanta!

Hoy para retomar el blog, os he preparado un post con mis últimas adquisiciones de ropa y complementos para este otoño-invierno.

Espero que os gusten!

Empezaré por algunos complementos. Creo que además esta temporada me va a dar por el granate y las rayas marineras…

En la primera foto bufanda manta de Stradivarius y bolso con asas granate y estampado print de serpiente de Blanco.

El sombrero (ya sabéis que soy adicta, jeje) es de Primark.

Este tipo de prenda tipo cardigan me gusta mucho para esta época del año. No son las típicas chaquetas, ni llegan a ser abrigo, pero me encantan con unos jeans.

La primera en tono granate y con capucha es de Stradivaius y la segunda en tono azul marino y blanco, cortita por detrás y con caída lateral es de H&M (la llevo en la foto del final del post).

Estos jerseys sueltos tomarán protagonismo en mi armario y les voy a sacar bastante rendimiento. El primero es de Stradivarius y el segundo más gordito de lana a rayas marineras anchas Black&White es de Mulaya.

Estos dos otros modelos me gustan mucho. El primero en tonos granates es un poquito más largo por detrás y es de H&M (también lo hay en marino) y el otro en tonos mas pastel es de Stradivarius con colgante de Blanco.

Este otro jersey tricot de Stradivarius un poquito más fino me encantó para ponérmelo con la cazadora biker efecto piel de Benetton de la foto de al lado.

El monederito es de Blanco.

Y esto es todo por hoy!. Aunque tengo fichados un par de botines preciosos que supongo que os pondré en otro post, por el momento ya puede empezar a refrescar para mí. Estoy preparada!

Aprovecho para felicitar a mi tía Maribel y darle las gracias por como nos cuidó en nuestro último viaje.

Y a ustedes ya saben… les espero!

Muaks.