Una tarde en Nápoles.

Hola chico@s!

Como os empecé a contar en el post de ayer, hoy os relato lo que hicimos nuestro primer día en Nápoles. Después de cambiarnos los vaqueros, botas y abrigos por algo más cómodo, nos fuimos a patear la ciudad.

img_2588

Lo primero que hicimos fue bajar esta calle de la foto hasta ver el mar “El Golfo de Nápoles”. Y allí nos dimos un paseo por la zona de Santa Lucía.

Había un montón de gente para ser la una de la tarde, incluso bastante gente tomando el sol encima de las piedras y las rocas.  A los Napolitanos les gusta estar morenos todo el año.

Luego hicimos una parada para comer algo. El restaurante que elegimos estaba justo en la calle de enfrente del Hotel y a mi marido le gustó bastante. Yo la verdad que no acerté, porque me apetecía pasta y al final me la pusieron con un sabor a pescado que odio, pero como mi marido siempre está dispuesto… le cambié el plato.

Pedimos una ensalada (muy rica por cierto), el pizza y yo la pasta que os comento. No tomamos postre, pedimos un café espresso (porque no tenían descafeinado) y como podéis ver en la foto, los espresso son realmente ridículos (un dedo) para los café que tomamos aquí, pero para compensar os diré que son intensos y buenísimos.

Después dimos un paseo por la zona para ver sus calles y ahí nos dimos cuenta de lo sucio y viejo que está todo y eso que nosotros estábamos alojados en uno de los mejores barrios de Nápoles.

Las calles son oscuras y tristes y están llenas de edificios y casas con altares. Nos resultó curioso que en los altares se ponen las fotos de las personas (miembros de una misma familia que han vivido en esa casa) y la mayoría de ellas son de gente joven. No es un mito el que se diga que Nápoles es la cuna del crimen organizado.Es reconocido que en la ciudad de Nápoles pueden matar a gente por ajustes de cuentas en torno a 3 o 4 personas al mes.

Otra cosa que nos resultó curiosa de la ciudad es que la mayoría de los Napolitanos y sus familias de desplazan en ciclomotores. Cuando digo familias, me refiero que en un mismo ciclomotor, hemos visto al padre (conduciendo) y detrás a la madre con dos niños, uno  sentado en cada pierna y sin casco. El motivo de no llevar casco según escuchamos, es para saber a qué familia perteneces o si perteneces a la camorra.

Las calles de la ciudad está plagada de policías y personal militar con fusiles en mano. La verdad que la primera vez que los ves imponen un poco, pero luego te das cuenta de que están en cualquier parte y te acostumbras.

La calidad de vida de los Napolitanos (datos del 2006), se posiciona en el número 96 de 104 ciudades, ello es debido a la tasa de criminalidad, pobreza y paro.

Llegamos paseando hasta una de las calles principales del centro de Nápoles, la Via Toledo, hace pocos años llamada Via Roma. Esta calle es una de las principales arterias comerciales de la ciudad y en ella se encuentran las tiendas de los principales diseñadores que sirve como reclamo turístico.

Después de pasear por allí nos quisimos dar la vuelta para cenar cerquita del Hotel y así podernos ir a descansar pronto para el día siguiente.

Cenamos en un sitio típico de comida rápida en una esquina de la Piazza del Plebiscito.

Y una vez terminamos de cenar, nos recogimos.

img_2654

Y ese fue nuestro primer día en Nápoles! En el siguiente post os sigo contando…

Recuerden que les espero.

Besitos a Tutti.

Muaks. Gemi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s