Seguimos de viaje

Hola Amiguis!!!

¿Qué tal va esta semana con tanta fiesta? Yo un poco descontrolada pero genial de tener a mi pequeña conmigo, jajaja

Hoy vamos a seguir con lo que hicimos el día que visitamos el Duomo, que como os comenté en el post anterior no nos gustó mucho.

Después de visitarlo nos fuimos caminando hasta la zona de Santa Lucia.

Llegamos hasta la Bahía de Nápoles y allí comimos algo, sentados en una terraza muy chula frente al mar.

Cuando terminamos, fuimos a ver unos de los famosos castillos, “Castel Nuovo”. No entramos porque era domingo y estaba cerrado por la tarde, pero nos dimos un paseo por las afueras del mismo y estaba bastante chulo.

De allí nos fuimos a descansar al hotel hasta las 18:00 más o menos. En Nápoles a las 4 de la tarde ya es de noche.

Esa tarde salimos a dar un largo paseo como os comentaba por la Zona de Santa Lucia y estaba a tope de gente. Familias enteras paseando la calle que rodea la Bahía de Nápoles de arriba abajo. Los domingos gran parte de la vía la cortan al tráfico para que la gente pasee por allí.

En esa misma zona está otro de los castillos más famosos de Nápoles, el castillo del huevo conocido como “Castel dell´Ovo” donde vimos uno de los atardeceres más bonitos que he visto nunca en tonos rosados.

“Virgilio: legendario poeta romano, escritor insuperable y… ¿profeta del huevo?. Dice la leyenda que, en el siglo I a.C., el gran Virgilio depositó un huevo mágico en las profundidades del castillo. Según profetizó mientras el huevo siguiera intacto, Nápoles permanecería a salvo, lo que fue cierto durante unos 500 años.”

Esta curiosa anécdota da nombre al castillo: Castel dell´Ovo o Castillo del Huevo.

En esa misma calle encontramos uno de los restaurantes que más nos ha gustado de nuestro viaje a Nápoles, “Antonio&Antonio”.

En el restaurante conocimos a un camarero entusiasmado de atender a dos españoles. Nos preguntó si éramos “vikingos o colchoneros” y al decirle que colchoneros se le marcó en la cara una sonrisa de oreja a oreja. Se llamaba Giovanni y nos pidió que por favor cuando llegáramos a España le mandáramos una bufanda del Atlético de Madrid. Nos dio (a escondidas) un papelito con su nombre completo y dirección y nos hizo mucha gracia que al final de lo escrito nos pusiera “lana o acrílico si poder ser mejor”, jajaja menudo figura!!!

De allí volvimos al hotel para prepararnos para el día siguiente, se preparaba un día intenso, iríamos a pasar la mañana a “Pompeya”.

img_2967

Y eso fue todo lo que hicimos la víspera de nuestro aniversario. Llegamos agotados pero con muchas ganas de que llegara el día siguiente.

Espero que os esté gustando los relatos, jajaja

Un besito enorme. Les espero. Muaks. Gemi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s